Posted on 22 enero 2020 in Noticias

Las 5 fases de la innovación. ¡Conócelas!

435 total views, 9 views today

Antes de hablar de las 5 fases de la innovación, primero debemos tener en claro lo…

Antes de hablar de las 5 fases de la innovación, primero debemos tener en claro lo siguiente: Que una empresa sobreviva en el mercado implica que esta se adapte a los cambios o busque innovar a partir de ellos. No obstante, el proceso de cambio no es tarea sencilla y esto se ve reflejado cuando se busca la adopción de nuevos productos, reestructuración de modelos de negocio y las iniciativas empresariales.

Si bien el proceso de cambio no tiene una apariencia amistosa, sí que se pueden identificar patrones reconocidos en 5 fases que nos ayudan a comprender cómo funciona la innovación:

Fase de Descontento

La primera fase del proceso de cambio se caracteriza por el descontento en la empresa. Tal descontento nace a partir de una situación de bloqueo, la cual se produce porque la empresa tiene una mentalidad conservadora de hacer las cosas y no reacciona ni ante las nuevas oportunidades o retos que se presentan.

Por lo general, esta situación de bloqueo responde más a las restricciones mentales que físicas. Esto solo cambiará cuando alguien con el suficiente descontento proponga ideas innovadoras, luchando contra el rechazo hasta que su idea haga el cambio.

Fase de Imaginación

La imaginación y formulación de un plan de acción o estrategia, eso es lo que define esta fase. Partiendo de una visión atractiva, pero realista, se concretará una vez establecidos los siguientes puntos: misión, indicadores de resultados, aspiración, obstáculos y prioridades.

Fase de Latencia

Se hablaba al principio sobre las posibles dificultades que implica el estado de cambio. Por ejemplo, si un colaborador plantea la idea de implementar el trabajo desde casa, muy posiblemente encontraría críticas al respecto. Pasando desde argumentos como la tradición de ir a la oficina a trabajar hasta la falta de supervisión, pero el debate es propicio en estos casos y siempre se pueden presentar los beneficios y/o ventajas de la propuesta.

Fase de Irrupción

Las fases anteriores se caracterizaban por la paciencia y persistencia hasta ser realizadas, pero ese no será el caso ahora. Para sobrevivir a la fase de irrupción se necesita capacidad de reacción, estrategia e intuición.

Todo esto en base de que a los clientes les ha gustado la innovación que tú o la empresa ha propuesto; ahora es cuando todo despega, cuando todo es acelerado y el que piense rápido es el que gana.

Fase de Consolidación

Es inevitable que la competencia se vea atraída cuando tu dominio sobre la innovación se hace notar. En este caso, los factores para defenderse a largo plazo son los siguientes:

  • Fidelización con los clientes.
  • Expulsar a la competencia.
  • Acceso prioritario a los canales de distribución.

Teniendo en cuenta las 5 fases de la innovación mencionadas uno puede ubicarse y saber en cuál de ellas se encuentran cuando se sientan desorientados. Esto es muy importante para entender qué es lo normal y qué no lo es en el proceso de innovación.